dimecres, 27 de juny de 2012

El meu petit granet d'arena

No ho faré massa llarg, simplement dos paràgrafs si arriba. Us escric amb els braços ple de talls, punxes d'argilagues i agulletes de la feina d'un sedentari que ha volgut intervindre en la millora del seu àmbit més proper...

I és que des de 2009 s'han vingut reduïnt els diners per a la prevenció d'incendis per part de la Generalitat Valenciana. Més de cinc milions d'euros des d'aleshores. Aquest any s'ha culminat suprimint la partida de les Brigades PAMER que vetllaven i feien eixa tasca de prevenció, desbroçament i neteja dels nostres paratges naturals. A més, amb aquesta actuació es donava feina durant 3 mesos a 10-12 persones. I en els temps en que vivim, ja és un èxit. Però no, aquest any han hagut altres prioritats, com la Fòrmula 1 que la setmana passada es va poder veure en València. I el tema és que no saben que el poc que estalvien en la prevenció es voria multiplicat per més de 150, en la extinció de tans sols un incendi garn que hi hagués. Això si parlem de la part econòmica. Un altra és el desastre mediambiental que ens deixaria com herència, per no tenir-ho previst anticipadament. Hi ha una dita que encertadament diu que "més val prevenir, que lamentar". No és una frase que repeteisquen massa pel Consell.

És per això, que com es sol dir "cada pedra, fa marge"; i veient la preocupant situació dels nostres espais naturals, estic col·laborant amb una iniciativa de JS-Alcoi realment bona. I és que, a pesar de no poder substituïr aquestes Brigades, si que estem fent surtides periòdiques per poder contribuïr a tenir els nostres paratges en millors condicions. A pesar del cansament, a pesar de el calor asfixiant d'algunes vesprades, tot resulta molt millor si es fa en bona companyia i és per una bona finalitat. Ahir acabàrem amb una zona molt volguda pels alcoians, com ho és al Preventori. Hem desbroçat i netejat diferents zones. Des de un riuet que estava ple de plàstics, fins els paellers, zones comuns i marges plens de males herbes, que podrien encendres amb sols una petita espurna. Una bona tasca sens dubte de tots els i les voluntaris que acudim allà dia a dia.

Segurament no sigui suficient, però és la meva petita aportació, la meva petita pedra del marge. Seria més gratificant la tasca si tots tenim en el nostre subsconscient no embrutar allà on anem. No faria falta tanta prevenció. Però això, ja cadascú que s'ho aplique a si mateixa. Jo com voluntari, avui mateixa, estic més que pagat i satisfet. Aporta el teu granet d'arena.

dilluns, 18 de juny de 2012

Un camino por recorrer

Nuestra vida como un camino por recorrer, como una catedral por construir, como una piedra a la que dar forma. Voy a intentar hacer un post intimista y simbólico si me permitís, fuera de la órbita política con que suelo acompañar mis escritos.

Entendamos un trayecto como una evolución personal hacía una mejora de nuestro "yo" más íntimo. “Pas a pas, fem camí”, reza un proverbio valenciano; y ese mismo recorrido por el que avanzo, me hace madurar. Empecé el recorrido de noche, hurtando entre sombras y si maduro, si aprendo, si me mantengo alerta y si evoluciono, llegará la madrugada y la luz. Mientras tanto debo salvar los desniveles del camino, las piedras, las cuestas y las zarzas. Paso a paso cambio, puesto que me enriquezco de las vistas y del aprendizaje del terreno. Sé que si vuelvo por ese mismo camino, ya no seré el mismo, lo miraré con más confianza, con la convicción de saber por dónde tengo que pasar. Tendré más claves para poder salvar de mejor manera el terreno. Y podré acompañar como guía a otras personas que necesiten mi ayuda cuando deban recorrerlo. No andaré a tientas, sino más firme en mi travesía; puesto que a cada avance, va amaneciendo y encuentro más claridad.  

Encarno con estas palabras mi propia búsqueda de la senda correcta, del amanecer, de la luz que alumbrara mi viaje y por tanto de liberación, de libertad. Una libertad que comporta una responsabilidad. Y una responsabilidad que debe transformarse en compromiso. El paso al compromiso firme conmigo mismo y con mi entorno más cercano. Una responsabilidad entrelazada en el plano personal y profesional. Debo ser ejemplo, dando ejemplo. Y como decíamos no únicamente en el plano personal, sino en el mundo profesional, que es igual de importante. Transmitir valores válidos y vigentes como la libertad, la igualdad y la fraternidad, la tolerancia por las diferentes concepciones del mundo y la construcción de una sociedad más justa en nuestro ámbito más cercano, el de nuestro día a día. Infundir valores. Cambiar odios por acuerdos, extremos por entendimientos moderados. Cambiar la rabia por el raciocinio. El dogma por el librepensamiento.

La simpleza del que camina sin rumbo, del que avanza sin descubrir, del que sigue el redil; no es un camino por el que hayamos optado aquellos que hemos querido recorrer un sendero de mejora personal. Buscamos algo más, aunque ese más sea encontrarnos a nosotros mismos. Saber quiénes somos nos hace poseedores de la mayor de las libertades que puede tener una persona: aceptarse a sí mismo, conocer nuestras limitaciones, aceptar a nuestro prójimo y saber qué nadie nos puede doblar en nuestra vida por el mero hecho de ser como somos.

Al mismo tiempo mi libertad no me hace buscar la vida banal, puesto que a pesar de que con ello se obtienen victorias fáciles, sí; son recompensas banas, vacías de contenido. ¿Qué sentido tiene enfrentar libertad con libertinaje? ¿Acaso soy libre optando por hacer mal las cosas?, ¿No hace la práctica desmesurada de mi libertad que se pueda convertir en libertinaje; y por tanto que las malas decisiones me afecten obligándome a ser esclavo de mis actos, comportando así una pérdida de albedrío?

Es por ello que creo que mi autonomía desemboca en una profunda responsabilidad, en poder comprometerme con los demás, con mis semejantes. Tanto en mi trabajo profesional, como en el plano personal delante de mis amigos y mi familia. Una responsabilidad y un compromiso que debe acompañarme el resto de mi vida.

Un trayecto contínuo que me llevará a encontrar el sendero adecuado cuando llegue el albor de la madrugada. Yo lo he iniciado, haced uso de vuestra perseverancia, no os quedéis en el margen descansando. Hay mucho trecho por recorrer. Tanto, que nunca acabará. Una evolución personal infinita. Todo un camino por recorrer.