divendres, 23 d’agost de 2013

Cachorros con memoria de pez

Una de las noticias más comentadas de los últimos días ha sido la cantidad de imágenes con miembros activos de Nuevas Generaciones enalteciendo épocas sombrías y pasadas, haciendo apología de símbolos nazis y/o franquistas. Chicos y chicas que pueden tener la ideología que les de la gana pues en su libertad estriba el derecho de pensar de una forma determinada, pero que parece estar instalada en un punto de intolerancia cuanto menos, peligrosa. Es más algunos de ellos/as ocupando un puesto público, bien siendo concejales bien siendo asesores; y por tanto con la obligación de preservar y mejorar el estado democrático heredado. No hace falta decir que con la apología de símbolos autoritarios... mal encaminados van. Por otra parte no entraré a comentar el vídeo de jóvenes de Nuevas Generaciones burlándose de un afectado por las preferentes. Eso daría para otro post entero.

Para algunos, como el alcalde de Xátiva y Presidente de la Diputación de Valencia el archiconocido Alfonso Rus ("Dije que traería la playa y me votaron. ¡Serán burros!"), simples chiquilladas. Aunque lo que subyace, el fondo del asunto, es más turbio que un simple juego. Y por tanto más serio que una mera equivocación de espacio, lugar y ambientación. Demasiados ejemplos retratados en poco tiempo (y los que quedarán puertas adentro). La imagen ofrecida por Nuevas Generaciones sin someter castigo alguno ni expediente de expulsión (expedientes sí... pero de cara a la galería que quedarán en nada como bien sabemos todos), es la de una pandilla de soñadores dictatoriales.

Cuestión que por otra parte no se entiende. La nueva camada de cachorros del Partido Popular no ha vivido la experiencia de represión, silencio y miedo que durante 40 años fragmentó una sociedad entera. No han palpado las injusticias que sufrieron nuestros mayores. Los golpes físicos o emocionales recibidos por pensar de una u otra forma. Puede parecer que en su casa se vivió esa época ominosa con la cabeza alzada y presumiendo de régimen. Porque de lo contrario, sería para hacérselo ver seriamente.

Pero no solamente de chiquilladas de Nuevas Generaciones está el Partido Popular lleno. Los más jóvenes extremistas tienen una gran variedad de espejos donde poder mirarse. Desde los ejemplos más generalistas como la aversión a aplicar la Ley de Memoria Histórica por parte del propio Partido Popular poniendo siempre trabas a la aplicación de la misma, hasta paradigmas más puntuales algunos de los cuales citaré. Modelos tales como el del alcalde de Baralla en Lugo justificando los crímenes del fascismo; la corrida de toros permitida en Pinto bajo el lema de "Adolf Hitler tenía razón"; la delegada de gobierno de Cataluña homenajeando ex-combatientes de la División Azul (la que combatió codo con codo de los nazis, vaya) o el concejal de Talavera posando con la bandera franquista en el Valle de los Caídos entre otros. Por cierto, tampoco quiero entrar en las subvenciones actuales del nombrado Valle de los Caídos, símbolo de la vergüenza histórica de un país entero...

Hay estudios que parece comentan que la herencia genética puede llegar a saltarse en ocasiones una generación para perdurar en el tiempo. Desde luego, los genes de esos chicos que proveen la razón, el entendimiento, la cordura y la retentiva se asemejan más a la de los descerebrados que prefieren sesgar una vida porque su ideología es diferente. Una mentalidad extraída de los años del blanco y negro, de personas cómodas bajo el ala del águila y la esvástica. Si de algo sirve la Memoria Histórica es para aprender de los errores pasados. La memoria de pez de Nuevas Generaciones ahonda en heridas aún sin cicatrizar después de más de 75 años y no ayudan a vislumbrar un futuro mejor. Si esa tipología de individuos son el porvenir del principal partido de la derecha española (como diría un refrán católico, para que se sientan cómodos), que nos cojan confesados...

dimecres, 31 de juliol de 2013

El reposo del guerrero

Si bien lo del "reposo del guerrero" es una cita anquilosada en un pasado machista, de la cual he obviado una parte que es donde se menciona a la mujer como objeto del descanso, sí quería utilizar esa frase como nexo a una verdad: aquel que requiere trabajar a tope con una concentración máxima, en ocasiones necesita un descanso para poder retornar con mayor entereza y vigor.

Dentro de unas horas ese "descanso del guerrero" lo aprovecharé. Será una parada corta en un lugar cercano, pero que servirá para romper la rutina del día a día. Tendré tiempo para leer libros, para ver películas, para tostarme al sol o para hacer deporte sin parar. O simplemente, para no hacer nada, ya veremos.

Días de asueto merecidos (creo yo). Pocos, pero que aprovecharé. Es por eso que corto y cierro hasta dentro de un par de semanas. Portáos mal. ¡Pecad un poquito!

dijous, 25 de juliol de 2013

Dia de dol per Santiago

Avui és un dia complicat. Un accident de ferrocarril ha esbiaixat la vida de desenes de persones i per tant famílies senceres ploren la pèrdua dels seus éssers més benvolguts.

Hui és un dia per al dol i per al lament. Però a partir de demà, deu de ser un dia per a analitzar amb exhaustivitat el per què ha succeït i fer tot el possible per tractar de no que no torni a passar.

Dies com els d'ahir o els de hui engrandeixen a la població, a la ciutadania. Milers de mostres de suport i d'ajuda són els exemples latents de què hi ha humanitat en una societat que de vegades pareix dormida. Reaccions com les de les persones anònimes que volien donar la seua pròpia sang per ajudar als serveis sanitaris a acomplir la seva tasca, ens fa albergar esperança i optimisme per al futur.

Temps a més, per a agrair a totes les forces de seguretat i prevenció la seva tasca; així com als serveis sanitaris. A banda, a tots aquells professionals d'aquestes tasques que altruistament han col·laborat per ajudar en la mesura del possible. Tenim uns grans professionals. Aquells a qui de vegades cridem de forma despectiva funcionaris. I aquestes persones, també són funcionàries i sense la seva tasca, no podríem funcionar. Gràcies a tots.

I simplement... donar tot el suport a les famílies de les víctimes, perquè segur que tota ajuda serà poca per a superar aquest malson. Descansen en pau

dilluns, 22 de juliol de 2013

Sorkin: l'intel·ligència més àgil de la televisió

Poques vegades tinc el costum d'escriure al voltant de temes que també tenen una cabuda destacada en el meu dia a dia, però que essencialment no passen de ser entrenteniment. Així i tot no està de més poder mencionar encara que sigui una ocasió i de passada qüestions relacionades amb el cine o les sèries de televisió actuals, que es troben en la seva època daurada. I si cal parlar de sèries mítiques, per a una persona que com jo m'apassiona l'actualitat política, és precissament del creador d'aquella sèrie que millor ha retratat el dia a dia de la Casa Blanca, com és Aaron Sorkin i la seva existosa "El Ala Oeste de la Casa Blanca".

Una sèrie que si bé va ser maltractada per la televisió pública espanyola que era qui tenia els seus drets televisius amb freqüents canvis d'horaris i dies fins adequar-la a un horari en què competia amb les teletiendes; ha estat seguida i lloada per multitud d'espanyols, entre d'ells jo. L'agilitat en el diàleg dels personatges, la versalitat dels actors, la credibilitat d'unes històries que realment podrien haver passat i succeït tal i com es contava va fer d'esta sèrie una referència a nivell mundial fins elevar-la a l'estatus de sèrie de cult. He de reconèixer que cada vegada que he vist posteriorment Martin Sheen en qualsevol altra actuació mai podia deixar d'oblidar el meu admirat Bartlet.

Aaron Sorkin va continuar amb la seva tasca, Òscar inclós per "The social network", fins que ha arribat un altra oportunitat per a aquells qui ens sentiem orfes de sèries que ens ofereriren entreteniment i inteligència a parts iguals vistes des d'una professió d'enorme responsabilitat. Abans foren polítics, ara seran periodistes.

"The Newsroom" no ha agradat a la crítica. Tal vegada perquè el que conta i com ho conta no ha agradat a certs lobbys poderosos de la dreta nord-americana. Però sens dubte els espectadors, i així ho demostren els ràtios d'audiència, han sabut entendre aquesta forma d'expressar el "com" deuria d'haver estat el periodisme amb la restrospecció de notícies reals i  properes en el temps per a tots.

Amb "The Newsroom" torna la agilitat dels diàlegs, tornen les lliçons de llibre, torna el món idealitzat de com deuria de ser una professió tant apassionant com ho és el periodisme; sense preocupar-se pel share i si per la veracitat i la búsqueda de noves notícies. La sèrie deuria de admirar-se com d'una classe d'universitat de com fer periodisme. Tot això conjuminat amb que és pur entreteniment i que ha sabut entendre com fer que l'espectador sigui partícep del que passa al tractar-se de notícies reials de fa ben poc, i que per tant les tenim en el nostre record col·lectiu.

Les sèries passaran i els grans guionistes també s'oxidaran algun dia. Mentrestant gaudim del llegat de Sorkin, perquè són petites obres d'art emmascarades com a simples sèries d'entreteniment. I a pesar de que tot tindrà un principi i un final, li desitge una llarga carrera encara a Aaron Sorkin com a creador d'històries intel·ligents. Un desig per pur egoisme personal, no cregau altra cosa, però del que segur ens aprofitarem tots els seus seguidors.

divendres, 14 de juny de 2013

José Couso: Crim de guerra

Fa temps vaig escriure un post sobre els periodistes (link). A dia de hui, continua la meva admiració cap a eixos corresponsals que lluny de parlar unicament dels rumors dels famosillos, el que pretenen és informar anant als lloc dels fets, jugant-se fins i tot la seva pròpia vida per tal de donar a conèixer qualsevol tipus d'informació. Gent com Àngels Barceló o Jon Sistiaga pot ser siguen els més coneguts. Però darrere d'ells hi han un bon nombre de reporters, editors, productors, gràfics... que són valents i posen en risc la seva vida per a que tu i jo pugam enterar-se del que passa allà on està ocurrint la notícia.

Cada any moren al món molts més periodistes dels que puguem pensar-ne. En la web de "Reporteros sin Fronteras" teniu les dades. A l'any 2013 ja hi han 23 periodistes assassinats. 9 més que són gent que dona la seva informació a les xarxes i que també han matat. 192 reporters encarcelats per fer ús de la seva professió. Repressions, amenaces, censura... despropòsits. Recordem, i que no sens oblide mai, que el periodisme ben fet és un mètode per a poder salvaguardar la democràcia. I per tant, imprescindible en qualsevol societat que es valore com a tal.

Parlàvem dels assassinats de 2013. Però a 2003 va haver un molt especial. José Couso. Reporter de guerra, càmera de Telecinco, encara que abans havia fet tasques per a EFE o Canal Plus. En la seva carrera havia cobert notícies de rellevància com el segrest del seu company Jon Sistiaga a Macedònia, els bombardejos de Bagdad de 1998, la guerra de Kosovo en 1999, diversos reportatges en el buc oceanogràfic Hespérides en l'Antàrtida en 2001, el reportatge en les coves Lascaux (França) en 2002 o l'incident de la illa Perejil en el mateix any i l'abocament del Prestige, entre d'altres. Un periodiste de cap a peus. 

Al 2003, en la tant coneguda com rebutjada popularment guerra d'Irak, la mateixa de les "armes de destrucció masiva"; l'hotel on s'hospedava en la capital Bagdad va rebre un projectil per part de l'Exercit dels Estats Units provocant-li la mort.

Mai s'han esclarit els detalls del per què l'Exercit Nord-Americà va disparar contra un hotel on es sabia que estaven allotjats els mitjans de comunicació. Mai s'han demanat explicacions al Govern de USA, en un exercici d'opacitat digne de qualsevol règim autoritari. Els soldats que van disparar contra l'hotel deuen d'estar per casa, allà per l'Amèrica profunda. I algun mando superior seu, aquell qui deuria d'haver donat l'ordre d'obrir foc a eixa banda del riu Tigris on es trobaven Couso i Sistiaga, dedueisc que també.

Hui a Alcoi, ve a parlar-nos d'eixe cas i de la indefensió de molts reporters de guerra que fan la seua feina jugant-se la vida, el germà de José Couso. Crec que és una bona oportunitat per escoltar els fets de boca d'aquells qui han patit la seva falta.

Un homenatge cap als periodistes de raça. Gent, com José Couso... i tants d'altres.

dimarts, 11 de juny de 2013

(Pseudo) Arrepentidos

Nunca es tarde si la dicha es buena. Un refrán sabio que nos instruye sobre la necesidad de revertir errores pasados y encauzar el futuro con garantías. Aunque siempre me causa un poco de desconcierto, tal vez incluso podría llegar a nombrar la palabra "estupor", toda esa serie de personas que podríamos denominar como los "neo-arrepentidos" o "pseudo-arrepentidos". Una tipología de sujetos que delante de casos sospechosos antes callaban y miraban a otro lado, pero que posteriormente han sido los primeros en declarar y hacerse las víctimas. Esencialmente al mismo tiempo en que, o bien por un lado les han quitado privilegios y toman la venganza por su mano; o por otro lado empiezan a ser susceptibles de algún delito y quieren desquitarse largando todo lo que pueden.

Vean los titulares de abajo, que están unidos por un link a su noticia correspondiente, como modo de ejemplos:




El individualismo como único "modus operandi". Está bien que se denuncien las cosas que han estado mal, que se han obrado mal. Aquellas donde haya habido cuestiones imputables y denunciables. Y cabe recordar, y es muy importante, que muchas de estas personas luchan día a día para que se den a conocer esos mismos casos. Muchas de las personas que ahora hablan y se les escucha, antes no se les prestaba atención. No todos tienen la culpa. Cierto. Pero otros sí. Y a esos me refiero con el apelativo de "pseudo-arrepentidos". Son los mismos que mientras estaban bajo el abrigo y se sentían calentitos, no tenían nada que aportar, nada que decir, nada que denunciar. Callaban y dejaban pasar el tiempo. Daba igual que se tratara de cobros de facturas en caja B-C o D, de censuras informativas o de atrocidades urbanísticas. Mientras no les afectara... Dejaban pasar el tiempo, hasta que el tiempo se les acabó y vino a su encuentro.

Las próximas palabras las diré en plural mayestático, para que todos formemos parte del mensaje que trasmitiré en este parágrafo. Si antes hubiéramos denunciado cosas, si no nos hubiéramos callado, si hubiésemos sido valientes en su momento, si la ética no nos hubiese venido de repente... muchas de las barbaridades que nos tenemos que tragar constantemente en los medios de comunicación, no habrían sido tal.

Hay miles de ejemplos que no llegan a estas proporciones. Que son ejemplos del día a día y en los cuales tenemos la decisión de denunciar nosotros mismos. Infracciones que pasan desapercibidas pero que van en contra del interés general. No hace falta citar ejemplos. Todos conocemos casos en los que la indulgencia egoísta por la cual "a mi no me toca, y por tanto no quiero meterme en fregaos", hace que pequeñas infracciones se cometan perjudicando el interés de aquellos que intentan hacer bien su trabajo, su quehacer y llevar en orden su vida.

Pero no hablaba de las pequeñas acciones. Esa es una actitud que deberemos de cuidar cara un futuro la ciudadanía entera. Es otro tema. Hablaba de los otros. De los testigos en primera persona de delitos, que ahora bajan la cabeza y hablan con la boca pequeña tras años de opulencia y risas con puros y coñacs de la Francia más pomposa. Algunos aplaudirán su "valentía" al hablar de ciertas cuestiones, una vez pasado el toro y sobretodo haciendo fuego del árbol caído. Largar a todo trapo, para salvar su propio trasero, evidentemente. O bien porque ya el árbol citado no daba el cobijo de antaño, por supuesto. Yo en cambio, me preguntaré el por qué no hablaron antes.

Pseudo-arrepentidos....

dilluns, 27 de maig de 2013

Las dos Españas: Salvados vs Sálvame

Dicen que hay dos Españas. El país de las ciudades y la de los pueblos. La España de la política entre izquierda y la derecha. La del norte y la del sur. La de la monarquía y la república. Dos caras de la misma moneda, que intentan habitar en un mismo espacio y no siempre con la mejor convivencia. Una España plural que dificilmente ha sido y será una, grande y libre a pesar de tenernos sojuzgados durante cuarenta años.

Hay otro tipo de "dos" Españas. Las del elemento radiotelevisivo y por tanto para un estudio sociológico. La España del "Sálvame" y el "Salvados". A pesar de su semejanza en la raíz, diferentes cono polos opuestos. Aquellos que prefieren relajar las neuronas por contra de quienes quieren exprimirlas. Las del pasotismo contra las de la implicación social. 

Sería complicado que la gente no supiese de qué va cada programa. Ambos han conseguido capitalizar dos tipologías muy diferentes de espectadores y casi que de personas. Por un lado como abanderado de una estirpe de programas, "Sálvame". Un espacio televisivo con colaboradores que vacían de contenido la palabra periodismo. Un programa enclavado en una cadena que ha puesto en peligro la inteligencia de las personas en demasiadas ocasiones. Una política empresarial de su ente madre discutible, que ha hecho realmente daño a parte de una generación. A mi entender que ha descendido hasta los infiernos el nivel televisivo ofrecido en nuestro país. La apología del "todo vale". El éxito fácil ligado al músculo sin cerebro. Debates ganados según el volumen de voz y no por los matices de la argumentación. La intrascendencia de vidas privadas de gente que no han tenido más éxito en su vida que la de tener unas horas, días o meses compartidas con gente famosa. El amarillo y el rosa entremezclado hasta llegar a un gris oscuro, casi negro.

Por otro lado el lado incisivo de "Salvados". El querer saber más. El periodismo a base de contrastes y preguntas incómodas para todos. La ironía y la inteligencia para poder extraer cada unos sus propias conclusiones. Temas candentes. De actualidad. Incómodos. Molestos. En ocasiones con un cariz demasiado cargante, pero sin duda recomendables. Preguntas sabiendo las posibles respuestas y por tanto poniendo en un brete al entrevistado. El enfrentamiento contra el propio espejo de la sociedad. Las incoherencias frente a los hechos. Los titulares. Las obviedades nunca demostradas. Agilidad en los tempos. El humor como línea argumental a pesar de los pesares. Periodismo.

Nunca me ha gustado la definición de las dos Españas. Unos y otros formamos este espacio compartido en el que coexistimos. Y debemos hacerlo desde el respeto, la libertad y la tolerancia. Todos y todas. Encefalogramas planos y eminencias doctoradas. Todos tienen (tenemos) nuestro pequeño espacio si somos capaces de comprendernos y tener paciencia. Ahora bien, si me pusieséis en un compomiso y me hiciéises elegir entre una de las dos Españas, entre la del "Sálvame" y la del "Salvados", sé cual no me gustaría que perdurase. Por higiene mental. Por futuro. No hace falta especificar mi respuesta. Tal vez sea la de muchos. Eso espero.

dilluns, 20 de maig de 2013

Cuatro obviedades

No por muy sabida, una obviedad es menos cierta. Esa es una de las máximas que muchos debieran aprender y que nosotros no debieramos olvidar. En un mundo cada vez más ilógico, donde la coherencia en ocasiones parece ausente; donde el "tweet" y el titular prevalece por delante del razonamiento y la veracidad, hoy daremos la vuelta a la tortilla y volveremos a enumerar evidencias que parece que a algunos se le olviden. Cuatro solamente. Podríamos citar mil, pero sería demasiado farragoso para todos. Empecemos:

- El aborto no es una conjura internacional para reducir la población; a pesar de que el contestano obispo de Alcalá Reig Plà así lo afirme (link) . Es más, lo que también es obvio es que el Ministro de Justicia quiere volver a épocas preconstitucionales con su nueva Ley del Aborto (link). Una decisión unilateral que afecta a la libertad de cada mujer para decidir dentro de los plazos preestablecidos por la ley. Cabe recordar porque parece que se olvida o que a algunos se lo tomen a la ligera, que el aborto es una decisión dura y que no se toma a la ligera. Que no se hace por gusto y a la carta. Que cuesta. Pero que es personal y así debe de continuar siéndolo. Pensamientos como los de varios senadores y congresistas republicanos estadounidenses tales como Mourdock o Akin justificando hasta las violaciones para evitar la regulación abortista en ese caso concreto (link), son sólo el siguiente paso. Un paso excesivamente peligroso.

- La Violencia de Género es una amenaza real, diaria y debiera considerarse terrorismo machista, a pesar que Toni Cantó, sin tener la más remota idea, ponga las cifras en duda (link). Precísamente este pasado viernes tuve la suerte de poder compartir unas horas con el ex-Delegado del Gobierno de España para Violencia de Género Miguel Lorente. En su charla demostró con datos la peligrosidad de este tipo de Violencia, que ha causado centenares de muertes en España en los últimos años (así de crudo). Muchas más que las de terrorismo, sin tener el mismo peso, ni la misma consciencia social que ésa. Volver a plantearnos y a cuestionar los datos objetivos, a condescender con los titulares de las noticias, con los actos del día a día y con afirmaciones capciosas, es darle vida a una situación que debemos erradicar.

- La política de recortes no es la solución a la crisis. De ésto no hacía falta ninguna constatación. La vivimos todos los días. La sufrimos de hecho. Nosotros mismos, familiares nuestros, amigos y conocidos. Sin seguridad en el trabajo, sin el pan asegurado y sin las perspectivas de ingresos extras; no nos atrevemos con razón a invertir más allá de las necesidades básicas. El Gobierno parece no atender a razones y parece que camina de la mano de Europa. Una unión de paises ahora subyugada por la presión de un único país como lo es Alemania, que pide sangre y exige cabezas de forma deshumanizada y desalentadora. Pero si esa constatación, la de la inutilidad de los recortes para reactivar la economía la teníamos presente todos, ahora además se demuestra gracias a un estudiante de Massachusetts (link). Si le hiciésemos caso, mejor pintaría nuestro futuro próximo.

- España es un estado aconfesional. Y por desgracia ésta es una gran obviedad puesta en tela de juicio. La nueva Ley de educación en que equipara saber de catolicismo a las matemáticas, asignándole un valor equitativo a cualquier otra materia, y además obligando su estudio; parece (porque lo es) una nueva forma de dogmatización de los más jóvenes. Añadamos la posibilidad de que cada español marque con una X su dación de renta anual, privilegio que no tienen otros colectivos; que no pagan el IBI de sus bienes inmuebles (que no de sus templos); que tampoco pagan IRPF o IVA, que no se contentan con evangelizar sus dogmas, sino que además pretenden politizar su iglesia o unos cuantos más (Concordatos,etc.). Todo ese cóctel da al traste la primera frase, que está recogida en la Constitución del 1978 en el artículo 16.3. Carta Magna que siempre recalco su necesidad de renovación. Debieramos por tanto darle efectividad a esa frase primigenia, y quien sabe si ampliarla hasta la palabra "laica", deseada por muchos, entre ellos yo mismo.

dilluns, 6 de maig de 2013

¿Tiene límites la libertad?


Es una de las preguntas que subyacen en mi cabeza a través de un acto puntual acaecido en las fiestas de mi ciudad; donde en una representación teatral por las calles, el capitán y máximo exponente de las huestes mahometanas sacó un coro representado por esclavos y esclavas ataviados con un niqab. Para quienes no conozcan qué ropa es ésta, tengamos en la mente un burka; la cabeza y cuerpo absolutamente tapados y con una rejilla que permite a duras penas ejercer el derecho a la vista. Un niqab simplemente difiere en que quita esa misma rejilla. A partir de esa acción y esa pregunta base del título, he querido desarrollar una reflexión.


Y la primera debe ser la esencial: ¿somos libres? Y lo primero que me viene a la mente es un NO. Una negación que no dejaré vacía, que argumentaré. Para empezar una persona es esclava de sus propias limitaciones. No hay una libertad ilimitada en el plano personal. Por un lado, porque necesitamos realizar unas funciones básicas para poder sobrevivir: respirar, comer… Pero además, el reconocimiento de una libertad ilimitada haría imposible la convivencia humana, por lo que son necesarias e inevitables una serie de restricciones a la libertad individual, llamadas normas de convivencia. Esas mismas que se incluirían en una definición base del tipo: “La libertad se define como el derecho de la persona a actuar sin restricciones siempre que sus actos no interfieran con los derechos equivalentes de otras personas”.

La libertad comporta por tanto una responsabilidad. Una responsabilidad para con nosotros mismos y para con nuestros coetáneos. Sean de nuestro propio entorno, como aquellos que no viven cerca de nosotros. Y una responsabilidad que debe transformarse en compromiso. El compromiso hacia una mejora del mundo en que nos ha tocado vivir. 

Si mi libertad decae en una vida banal y llena de libertinaje ¿soy libre optando por hacer mal las cosas? ¿Las malas decisiones que utilice por ese uso de la libertad pueden afectarme obligándome a ser esclavo de mis actos, y por tanto comportando una pérdida de albedrío? Sin duda. Es por ello que respondo la pregunta primigenia: SI tiene límites la libertad, unos límites morales, los de la responsabilidad.

Pero además me pregunto si es efectivo dejar en nombre de la supuesta “libertad” rienda suelta a todo tipo de exclamaciones, afirmaciones y actuaciones. En ese caso, también he de nombrar otro NO, el segundo de esta reflexión en voz alta. Un NO que no me gusta dar. Y una pregunta sobre el caso puntual citado o sobre cualquier otro que se nos ocurra: ¿es libertad poder hacer publicidad (y no precisamente en plano de denuncia) de un acto que humilla y coarta la misma libertad, en este caso de las mujeres?

Por entrar en otro plano he buscado el término “libertad” en varias publicaciones. Esas mismas inciden en la libertad de conciencia y de pensamiento que todo hombre debe procurar hacia sí mismo y hacia los demás. Es decir, que en la otra frontera de los NOES que he dedicado, entiendo que todo debiera poderse hablar, debatir, promocionar e incluso satirizar. Y más en cultura, aunque sea cultura del pueblo, de unas fiestas populares. Y por eso mismo, el filo de la navaja entre una afirmación y la contraria es muy fino, puesto que puede llegar a ser muy personalista y nunca definido con exactitud. 


Cada cual debido a las circunstancias personales, la educación previa, el arraigo popular, la influencia familiar o simplemente la misma zona de nacimiento determinará qué libertad ha palpado y vivido, y por tanto asumido como normal. Cuales son los límites de la libertad que entendemos a nivel personal. Sin duda, en más de un caso podremos entrar en contradicción. Por tanto, me viene otra pregunta a la cabeza: ¿somos por tanto libres de poder definir dónde termina la libertad? Nuevamente y por desgracia, mi respuesta es un NO. 

Y vuelvo a la explicación. En nuestro país y en nuestro tiempo vemos normalizadas por costumbre una serie de cuestiones que simplemente con cruzar un pequeño y estrecho mar cerrado llamado Mare Nostrum, serían impensables. ¿Pero es nuestra libertad mejor? ¿Es esa la deseada, la bucólica y soñada libertad? ¿No sería acaso aquella que nos haga ejercer nuestro librepensamiento privándonos de las cargas morales y dogmáticas que desde tiempos inmemoriales nos lastran? Evidentemente. 

En un mundo imperfecto no puede haber nunca libertad, sin la libertad de conciencia. Sin la ausencia de egocentrismos y vanidades. Sin poder proyectar nuestros sueños y compartirlos. Si no podemos elegir qué camino tomar, aunque nos equivoquemos. Sin provocar con nuestra libertad individual, la libertad de los demás. Y tampoco, sin la denuncia constante hacia las injusticias y agresiones.

Finalizo, pero lo hago con una contradicción a mi primer planteamiento. SI podemos ser libres. Durante todo mi argumentario he estado repitiendo a mi pesar varios NOES. Pero hay un gran SÍ que debemos perseguir en pro de la verdadera libertad. 

Promover la cultura, la educación, la bondad, el amor hacia los demás y la solidaridad nos hará más libres que ayer. Esa es nuestra meta. Cada paso que ha dado la Humanidad ha sido un paso hacia la libertad. Hemos pasado de ser esclavos a ser todos iguales, sin distinción de raza, sexo o religión. De no ejercer el derecho al voto, a que todos y todas puedan elegir su gobierno. De poder escoger la prensa que nos gusta y hasta disfrutar de los libros que nos apetezcan. La Libertad, como motor del Progreso de la Humanidad.
Si bien será complicado conseguirla plenamente, sí que podemos convertir lo que antes se llamaba tiranía, en democracia. Lo que antes era desprecio e ira, tornarlo en tolerancia. Y eso es ser más libres que ayer. Es conseguir la verdadera libertad en el tiempo que nos ha tocado vivir. 

Somos libres para pensar que hay un mundo mejor. Somos libres para actuar de forma correcta en cada decisión que tomemos mejorando nuestro pequeño o gran entorno. Y somos libres de soñar que podemos conseguir todos los objetivos que nos propongamos.

Cito para finalizar la frase del que fue Presidente de la República Española, Manuel Azaña: “La libertad no hace felices a los hombres, los hace sencillamente hombres”.

dimecres, 27 de març de 2013

Lo tuyo es puro teatro...

Hoy es el Día Mundial del Teatro. Un arte, el de la interpretación sobre las tablas, que desde siempre me ha gustado. Es más, una de las cosas que siempre agradeceré a mi colegio es haberme inculcado el amor al teatro y haberme permitido hacer mis pinitos de actor tanto de pequeñito como cuando ya tenía barba... La cultura del teatro nunca debe perderse. Es complicado que no guste. La adrenalina de los momentos previos, la imprevisión del directo o el éxtasis de los aplausos. 

Creo que todo el mundo recuerda la cancioncilla que rezaba: "Teatro: lo tuyo es puro teatro. Falsedad bien ensayada. Estudiado simulacro. Fue tu mejor actuación, destrozar mi corazón". También se llama "hacer teatro" de forma despectiva a algunas actuaciones mostradas en la vida convencional. Se comenta que hace teatro aquel jugador de fútbol que se deja caer dentro del área o cuando una persona mantiene una postura que no es creíble. Y precisamente estamos en una época de nuestra existencia, donde abundan esos tipos de "teatro". Miremos un par de ejemplos:

- Teatro el de la Casa Real Española: que gracias al privilegio de haber nacido en una cuna diferente al resto, han manejado hilos que no les tocaba y han traspasado demasiadas veces el filo de la legalidad. A pesar de ello, su postura es inamovible. Y el de la prensa y la justicia, demasiado condescendiente.

- Teatro el del Eurogrupo: que ahora dicen una cosa, dentro de un rato la contraria y posteriormente vuelve a contradecirse. Con el agravante de que manejan desde su posición (una muy alejada a nuestra calle, la que pisamos día a día tu y yo), la vida de millones de personas con sus decisiones. La última, la vida de los chipriotas, completamente modificada con la decisión del rescate de la forma que se ha hecho.

- Teatro el de la delegada de Gobierno de Madrid, la Popular Cristina Cifuentes y algunos de su partido: que comparan la PAH con ETA, en un intento desesperado por intentar quitar credibilidad a una agrupación que lucha por los derechos de la gente desahuciada. A veces en estas cosas, las mentiras se interiorizan tanto, que al final se lo cree hasta el propio emisor del mensaje. En este caso, sólo hace falta mirar la caverna mediática.

- Teatro el de Bárcenas y su lío con el PP: amparado por la cúpula del Partido Popular durante 20 años y bajo su paraguas; intenta normalizar un tema escabroso, el de la financiación ilegal de un grupo político importante. Un tema que realmente huele a podrido, como Dinamarca en el Hamlet de Shakespeare.

- Teatro el montado en los ERE's de Andalucía: si bien este tema lo llevo a investigar la propia Junta cuando vieron cosas extrañas, soy de los que piensa que para ganarse de nuevo y de forma gradual la confianza de la gente, debemos de ser justos y transparentes. Quien tenga que pagar, que pague. Y que lo haga ya. No podemos consentir nada ilegal, alegal o dudoso. 

Podía continuar hasta hartarme. Hay tantos "teatros" sueltos y sin atar cabos... que le dan mal nombre a un arte con mayúsculas. Dejemos el teatro sólamente para los escenarios y los actores y actrices profesionales y/o amateurs del gremio, y aclaremos el entuerto que tenemos entre manos.

PD: Y hablando de Teatro... NO al 21% de IVA en la Cultura

dijous, 14 de març de 2013

Y todo sigue igual...(en el Vaticano)

Vi a la proclamación del Papa como quien asiste a un evento de viejos rockeros por el mundo. En tercera persona. Como quien mira algo ajeno y alejado, pero que entiende que para algunos pueda ser importante. Podría decir más, con el mismo interés con que veo en ocasiones la NBA. Con mayor o menor expectación, viendo los detalles de la espectacularidad de los gestos. Pero al final del camino observando un desfile, un cuadro, que en el fondo me aporta poco.

Cabe decir que cualquier persona nueva en cargo diferente, aunque sea el obispo de Roma, merece el máximo respeto y al menos una oportunidad para poder demostrar su camino y su valía. Pero sinceramente no creo que la doctrina moral vaticana vaya a cambiar. Y en ese aspecto hay un abismo entre lo que piensa la Santa Sede y lo que creen las personas a pie de calle. También mucha diferencia entre lo que opinan los mismos denominados católicos de sus comendadores. La pérdida de la denominada fe en la iglesia católica es un hecho. Quiza haya menos que pierdan su credo en una religión, sea cual sea, puesto que la gente en ocasiones necesita aferrarse a algo. Aunque sea intangible y más o menos creíble. Pero es evidente que la Iglesia Católica Apostólica y Romana no pasa por sus mejores días. Y en el fondo (y sin llegar tan al fondo), realmente lo comprendo.

En un mundo cada vez más globalizado, en pleno siglo XXI, en una época de profundas transformaciones sociales; nos encontramos una Corporación anclada en valores dogmáticos propias de otras centurias más oscuras. Sin avance posible. Este mismo Papa Francisco es el que predicó que "el aborto es el demonio contra el plan de Dios". Si  el anterior Papa había jugado con su filiación en las Juventudes Hitlerianas, el nuevo colaboró (o eso parece), en la dictadura de Videla en Argentina. Hay oscuros puntos sobre su gestión esos días. Sombras sobre aquel que viste de blanco.

Pero más allá del pilar sobre el que se fundamentará el poder del estado más pequeño del mundo, no creo que la Iglesia varíe el timón tomando un nuevo rumbo en materias tan preocupantes como el uso del preservativo, su posición sobre la homosexualidad, el negacionismo, la igualdad entre hombres y mujeres también dentro de la misma Iglesia, el creacionismo, el uso de la eutanasia, la legislación sobre la bioética, la denuncia de comportamientos irregulares dentro de su seno (por no hablar en específico de la pederastia), etc. Y he puesto sobre la palestra unos pocos ejemplos de por donde no creo que se consiga ningún tipo de avance. Temas importantes, sin duda. Actuales. Vigentes. Necesario reflexionar sobre estos y otros temas. En la sociedad y sobre todo en un Vaticano anclado en la Edad Media.

Hoy también es un buen día para reclamar el laicismo en nuestras instituciones públicas. La necesidad de separar dogma religioso y Estado es imperiosa. Defender un estado laico no significa ser anticatólico. El Estado legisla sobre el hombre y la Iglesia legisla sobre su fe. Y la libertad de evangelio y conciencia es importante. El hombre puede elegir su vocación y religión, aunque su creencia no pase por ninguna doctrina. Un Estado laico defenderá la igualdad entre diferentes credos, sin favoritismos. Una herramienta para la convivencia en un planeta globalizado, allá donde somos ciudadanos del mundo. 

Pero más allá de laicismos, de temas sin resolver, de ideas peregrinas en el siglo XXI... a pesar de que se esperen grandes cambios en poco tiempo... a pesar de que el Obispo de Roma se llame Paco, Benedicto o Juan Pablo: todo sigue igual en el Vaticano.

dimarts, 12 de març de 2013

BLOC d'Alcoi o el síndrome del "Perro del Hortelano"

Que el BLOC era una de les esperances de l'anomenada esquerra a Alcoi, era una evidència. Que jo mai els he considerat com a una esquerra a l'ús també, val a dir. I que han defraudat a molts dels votants que havíen dipositat la seva papereta amb una formació ja consolidada en el panorama local i regional... també.

Durant el temps que han estat per l'Ajuntament hauran tingut encerts i equivocacions. Com tots. Disculpeu si no recorde massa bé els encerts. Pesen sobre el meu cap massa gestions com les de la gespa del Collao, la inacció en moltes de les seves àrees i la desastrosa gestió en cultura entre d'altres. De draps bruts i coses que han passat portes endins em disculpareu si continue deixant-les baix clau, com el conclave que està duent-se endavant al Vaticà a estes mateixes hores. No crec que sigui elegant, a pesar de que al contrari segurament sigui una tònica habitual, la de parlar sobre qüestions internes que sols agraden a la premsa groga.

Sigui per una cosa o per un altra, el seu abandó del Govern Municipal per les mentides en la gestió del Concert de Serrat i Sabina, les factures amagades, així com les suspicàcies per les subcontrates posteriors a l'adjudicació de l'empresa del Calderón; van fer jugar fora del Govern a un partit que durant un temps es va trobar fora de lloc. Com és normal. Fora d'un Govern, en el que mai varen creure. No es parlava de Govern al BLOC. Les accions que portaven endavant els situava per damunt del bé i del mal, fent de la seva acció política personal i corporativista l'únic motiu pel qual menejar-se. Realment tant els importava treballar per la totalitat dels alcoians. Treballaven pels seus, i ja voríem d'ací a quatre anys com resultaria la cosa. 

Així i tot, ens encontrem en el panorama actual. Fora de lloc. Sense cap tipus de rubor. Sense cap autocrítica. Pensant que han fet totes les seves gestions d'una exquisita i escrupulosa manera. Defensant lo indefensable. Llevant-li ferro a les seves polèmiques accions. I intentant comparar d'altres en un absurd per justificar-se.

Ha passat un temps. El BLOC adopta una fugida cap endavant. Intentant jugar a una política fosca i mentirosa: sensacionalista. I se n'oblida del que l'havia consolidat com partit. Tanca files. Mossega en cada acusació sense acceptar cap tipus de rèplica. Sense reconèixer cap crítica. Adoptant una forma de dogmatisme en cada paraula que diu. Endogamisme sense mirar més enllà.

Ens situem davant dels Pressupostos Municipals actuals. S'accepten suggerències de la oposició. Però la ràbia continguda és més forta. Es diu que sobren assessors, però no es donen compte de que s'estalviarà en aquest pressupost 140.000€ en eixa partida. Són els únics que tenen dos secretaris de grup, de fet. Així i tot, decideixen votar en contra. No perquè consideren roïn, segurament la proposta. Si no per a jugar a posar pals en les rodes. No hi ha cap besllum de contribució en fer de la política un joc de propostes. Ara no juguen a això. Ni volen contribuir a millorar la ciutat, ni deixen fer al Govern triat. No volen pactar amb el PP (o això diuen), però el joc el porten amb la seva companyia i la seva connivència, fent-los partíceps de cada pal en la roda que posen per acció i/o omissió.

Han determinat ser el nou gos de l'hortolà, aquell que ni menjava ni deixava menjar. Tots tenim que justificar-se davant dels nostres electors segons les decisions que hàgim pres al llarg de quatre anys. I per tant a ells també els tocarà explicar als seus electors el per què han deixat el raciocini i el sentit de l'Estat per passar a ser una oposició sense fonaments.

dilluns, 11 de març de 2013

Crisis de identidad

¿Quiénes somos?. Es una pregunta primigenia, la que siempre nos formulamos. Una de las mayores incógnitas de la historia a nivel grupal. El punto inicial por el que fundamentar cualquiera de las concepciones que rodean nuestra vida. Y me parece que es uno de los principales motivos por el cual tenemos una crisis como la que tenemos, la pérdida de esa identidad. Hemos perdido de vista quiénes somos, qué representamos, qué queremos y adónde vamos.

Un partido político que pierde el norte y que abandona sus orígenes, unos empresarios que se olvidan que para generar su propio bienestar es obligatorio crearlo alrededor en su propia empresa, unos trabajadores que callan cuando ven una injusticia porque no son ellos los afectados, una persona que acata un comportamiento a pesar de que lo repugne, una mujer que no dice cómo le perjudican los comentarios que sobre ella ejercen... Muchos pequeños casos que en otras ocasiones, por el mero hecho de saber quiénes somos y de actuar con la seguridad que ello requiere, afrontaríamos de otra forma. No denunciar los hechos, no ponerles remedio determina una pérdida moral y de valores. El resultado: mucha culpa del estado actual en que nos encontramos.

No saber quiénes somos y por tanto no tener definido un objetivo en nuestra vida o en nuestra empresa es un grave problema. Andar a la deriva. Resolver los problemas al día sin tener una perspectiva futura. Todo ello nos conduce a un sentimiento de vacío y de soledad. A pensar que estamos solos en nuestro entorno. A perder la comunicación con personas de nuestro alrededor, aquellas que son más cercanas a nosotros. 

El camino para recuperar nuestro sentido en la vida debe pasar por la de volvernos a conocer a nosotros mismos. Aceptar nuestras limitaciones y acatarlas como tal. Saber cuales son las fronteras que nunca debemos traspasar. Y poner otras líneas rojas a las cuales nunca aceptaremos llegar. Saber qué objetivos son urgentes y cuales indispensables para poder continuar con nuestro proyecto de vida. Tender puentes a personas y organizaciones, saber que no estamos solos. Debemos de superar las dudas sobre nuestra personalidad personal y grupal, para salir reforzados de todas las que tenemos encima. Nunca un barco ha conseguido llegar a puerto estando siempre a la deriva. Y no creo que esta sea la excepción. Superemos nuestra propia crisis de identidad.

dimecres, 30 de gener de 2013

Una brújula sinsentido

Quien me conozca sabrá que uno de mis hobbies principales, mi vicio básico por decirlo de alguna forma, es el cine. No tengo demasiados vicios. No fumo y suelo salir poco (aunque cuando lo hago...). Así que mis gastos de ocio se van casi por completo yendo al cine. Últimamente demasiado, podría decir. Pero no venía a hablar de cine, aunque sí de una frase que me hizo reflexionar de la última que vi en la gran pantalla. Una frase que recitaba Daniel Day-Lewis en la nominada "Lincoln". 

Hablaba sobre la necedad de obcecarse en seguir la dirección que marca la brújula. Una brújula marca el norte y por tanto el dónde; pero no marca el cómo llegar, el camino a recorrer. Si nos empecinamos en seguir la única indicación de la brújula podemos tropezar con baches, zanjas y desniveles; desestimando que el camino correcto igual tiene una senda escondida. Del mismo modo podemos decir que tal y como puede haber fosos, pueden haber personas en nuestro metafórico recorrido. Y para llegar hasta donde queremos llegar, no hace falta pisarlos ni pasar por encima. Tampoco debemos olvidar el camino. Pero en ocasiones insistir en hacerlo corto, es un error.

Nuestra brújula señala al norte. La meta. Considero el idealismo como meta, como propósito último, como culminación de la mejora de nuestro entorno, de nuestros propios deseos. Pero tampoco ese camino se debe recorrer con las anteojeras de los caballos puestas. Hay que saber que al fin último, aunque sea una aspiración lícita, no siempre se llega en línea recta pisando delante nuestro lo que haya. Hay veces que necesitamos madurar el camino. Aprender de nuestros propios errores para que ese proyecto tenga una base sólida. No perder de vista dónde queremos llegar. Pero madurando cada pequeño paso que damos. Una buena mejora idílica, efímera por no tener el suficiente sustento, es igual de inútil que no tenerla. Peor aún, quizá. Sabemos que la hemos palpado, pero tenemos en el corazón la tristeza de no haberla conservado.

Me preocupa que la gente se marque objetivos y los abandone (realmente me preocupan más aquellos que ni tienen aspiraciones, aunque sean banales y/o triviales, a decir verdad). Pero es triste saber de mucha gente que tiene una idea fija en la cabeza y no la abandona, a pesar de saber que no es la mejor opción para llegar a su meta. 

Me preocupa aquel que para conseguir un avance social, se centra como único objetivo y punto de discusión el conseguirla o no; puesto que tal vez no sepa que para que la sociedad avance tenga que dar pasos breves y concisos; puesto que tal vez de partida no tienen la suficiente base como para llegar al destino de golpe.

Me preocupan aquellos que proponen cosas, pero que no están dispuestos a recorrer ni un ápice ese mismo trayecto que quieren que empiecen otros.

Me preocupa aquel que en pro de una idea bucólica y lícita, se salta todo protocolo ético y moral.

Como pequeña moraleja, es que creo que cada uno de nosotros debemos mirar al norte en compañía de nuestra teórica brújula, perseguir nuestras ambiciones o las de nuestra sociedad y sin perder el objetivo final. Pero necesitamos conseguirlo sin querer tomar el atajo prohibido, sin tener que pisar a nadie y sin tener que caer en la zanja de lo vedado. Seguir la brújula sin más para llegar a nuestro destino, es en ocasiones un sinsentido...

dilluns, 21 de gener de 2013

"Obscenidad política" ó "Algo huele a podrido en Dinamarca"

Pasamos estos días entre dimes y diretes con la noticia política más morbosa de los últimos tiempos. No me aventuro a poner una fecha respecto a "últimos tiempos", pero consideraría que "años". El "caso Bárcenas" ocupa portadas, titulares y opiniones. Sin duda es una cuestión que de resolverse tal y como se explica, se trata de una bomba. Y en los tiempos que pasan, no estamos ni para tirar medio petardo. Perdónenme la expresión, pero el asunto huele a mierda a la legua. Y si quieren que sea más fino, puedo citar a Hamlet de Shakespeare: "algo huele a podrido en Dinamarca".

Parecer ser que se era un tesorero de un partido político que, cual Ratoncito Pérez, dejaba sobres con dinero a modo de sobresueldos en caja "B" a diestro y siniestro. Una práctica habitual según algunos miembros de ese mismo partido, inexistente para sus dirigentes actuales. Sea por acción, omisión o desconocimiento de lo que pasa en su casa; la presidencia y dirección de ese Partido debería de ser duramente castigado. Aunque, ¿qué quieren que les diga?. Estoy convencido que Mariano estaría al tanto de tales prácticas. No creo que una costumbre dirigida desde hace, según dicen, cerca de 20 años fuera del absoluto desconocimiento de sus dirigentes.

Hablaba en el título de este post de "obscenidad política". Y podría llegar a serlo de forma mayúscula. Hay una Ley que se ha comentado, discutido y criticado largo tiempo, la de la Amnistía Fiscal. Aquella por la cual una empresa podía regularizar dinero negro sin más preguntas. Y se tiene conocimiento, por parte del propio abogado del tipo éste, que Bárcenas la ha aprovechado para blanquear nada menos que diez millones de euros. La pregunta que debiera hacerse al Ministro Montoro es si esta Ley intentaba limpiar "sotto voce" la inmundicia que presuntamente tiene su Partido. El Ministro considero que debe salir y dar respuestas. No puede quedar incólume de este grave caso. Ya sabíamos que abriendo la puerta de la "Ley de Amnistía Fiscal" se colarían defraudadores y delincuentes. Lo que no sabíamos y el Ministro Montoro debiera de comparecer para aclararlo, es si él mismo tenía conocimiento de que unos de esos delincuentes habituales que se han acogido a la Ley paseaba por Génova tan campante. Y si conocía tal actuación, debiera de ser inhabilitado como Ministro de Hacienda. Eso para empezar...

Hablamos de financiación que presuntamente se obtenía con el cobro de comisiones de las obras que se realizaban en territorios que el Partito Popular gobernaba. Hablamos que el nombre de "Bárcenas" sale a la palestra por estar implicado en el "Caso Gürtel". Hablamos que el dirigente del Partido Mariano Rajoy en el 2009 dijo que "nadie podrá demostrar nunca que Bárcenas no es inocente". Estamos hablando de un partido que pagó el abogado defensor del mismo durante largo tiempo. Hablamos del partido que favorece a los grandes defraudadores pero que al mismo tiempo recurre al copago farmacéutico. Del partido que utiliza todos los medios del Ministerio de Exteriores para sacar un militante que jugaba a James Bond y lo pone a sueldo a base de 50.000 euros al año, (evidentemente sin el mismo fervor e interés que debiera de tener por los otros 2000 y pico españoles que andan por cárceles de medio mundo encerrados...). Obsceno.

Igual de impúdico que todos los demás casos que se están conociendo o que se han conocido. De unos y otros partidos. Propios y extraños. Recordamos el "caso Naseiro", el de Jaume Matas en Baleares, el de las "tragaperras" del PNV o el nuevo "caso Pallerols" de Unió Democràtica de Catalunya. En los años '90 con el caso "Filesa" fueron personas de mi propio partido los que fueron juzgados y procesados. ¿Procesarán y detendrán a todos los demás que estén implicados en estas graves acusaciones si se demuestran?.

Somos una gran cantidad de personas las que nos interesamos por la política, por hacer cosas en nuestro pueblo, comunidad o país. Muchos son los que no cobran o cobran muy poco (por ejemplo, un amigo mío concejal de un pueblo percibe 6€ al mes por su trabajo). Gente que se desvive por hacer de su entorno un espacio de convivencia mejor. Que intentan que sus ciudadanos se sientan más cómodos que el día anterior. Y como mayor premio de todo eso, la satisfacción de dejar una herencia mejor de la que recibió. Por eso espero que en este caso en particular, como en cualquier otro se detecte, juzgue y condene si es el caso cualquier persona que haya cometido una ilegalidad. Ya está bien de hacer pagar sobre todos los políticos, lo que hacen unos pocos aprovechados. Y en este caso en particular, dentro del Partido Popular deberán dar muchas aclaraciones, puesto que el "olor a podrido" viene desde la cúpula y se extiende hasta los sitios más recónditos de su partido. Huele a podrido, huele mucho a podrido... y aquí a nadie le "consta nada" ni pide perdón...Vergonzoso.

dimecres, 16 de gener de 2013

El arte de escuchar

Según Epícteto de Frigia, "así como hay un arte de bien hablar, existe un arte de bien escuchar". Cuánta razón tenía. A lo largo de nuestra vida perdemos muchas oportunidades por no estar atento a lo que nos dicen. Desde cuestiones banales hasta otras de mayor importancia. Ser consciente que hay mucho que pasa a nuestro lado y que se nos escapa. 

En el ejercicio de hablar y escuchar, todos tenemos algo que aportar a ese saco común que sería el conocimiento. Unos más y otros menos, cierto. Pero hasta de los errores ajenos podemos aprender. Para poder interactuar con eficiencia, debemos tener las miras abiertas, estar interesados en las enseñanzas gratuitas que sólamente adquiriremos si somos capaces de prestar atención. Darnos cuenta de quién quiere comunicarnos algo. Sin prejuicios acerca de quién es el interlocutor. Tanto da que aquel que nos hable tenga una u otra ideología, formación, carácter, raza o estado.

Si prestamos oídos, podemos llegar a un siguiente paso. Si además de "oir", "escuchamos", es decir que interiorizamos el mensaje que se nos transmite, avanzamos de manera importante en comunicación. Si asimismo extraemos conclusiones de lo transmitido, puede servirnos como elemento imprescindible para nuestro propio aprendizaje. Estar atento a lo que nos indican, es por tanto indispensable. Debemos escuchar. Reitero, podemos aprender cosas de la persona más insospechada.Y tenemos que ser conscientes de ello. Saber que no somos más que nadie. Aprovechar consejos. Mostrarnos siempre en un estado de igualdad respecto al orador.

Para mí, y es mi humilde opinión,  tan importante como el saber hablar es el saber callar. Decir sin aportar, a menudo es sinónimo de hacer perder el tiempo. Como dice el chiste, es preferible callar y aparentar ser tonto que hablar y confirmarlo. Cada humano debería aprender a morderse la lengua en más de una ocasión, para conocer lo que representa el hablar. La palabra es poderosa. Quien maneja el lenguaje y la comprensión de las personas, obtiene mucho poder.

Esa enseñanza de la cual ahora escribo, la he puesto en práctica a lo largo de un tiempo a esta parte. Ejercité mi derecho a escuchar. A asimilar los conomientos que me dispensaban otras personas, cualesquiera fuera su edad, sexo o su preparación académica. Me gustó paladear los razonamientos de otros. Pensar en las posibles respuestas aunque posteriormente no las ejerciera. Aprendí a minusvalorar mis razonamientos. A valorar el silencio. A ser más tolerante con quien habla y no coincido. Todo eso conduce inexorablemente al mejoramiento personal.

Al mismo tiempo te das cuenta de cosas. Como por ejemplo el sorprendente número de gente que habla y no se escucha. Una auténtica pena. En una sociedad que vive de la información al segundo, donde tanta multitud aporta y discute, donde todos tienen que decir y opinar; pocas veces nos paramos a escuchar. Incluso mientras hacemos que atendemos, estamos pensando en nuestra próxima respuesta. Si nos detuviésemos un sólo segundo, cada nueva información la podríamos procesar y valorar: si nos gusta, nos reconforta, o nos desagrada. Podríamos formar nuestros propios criterios, sin depender de los razonamientos ajenos. Sin ser loros repetidores de lo escuchado. 

Gracias a ese ejercicio de contención realizado desde hace meses, creo que he mejorado en confianza hacia mí mismo. Acudo a debates con mayor seguridad. Masco las respuestas pensando en los pros y contras de mis deliberaciones. Argumentando siempre. Tendiendo puentes de diálogo. Acercando posturas. Desde el conocimiento de lo que me cuentan y la madurez de la respuesta respecto a lo que pienso de ello. Con mis propios criterios. Una bella práctica la de ejercitar el arte de escuchar. Lo recomiendo a todo el mundo.