dijous, 11 d’agost de 2011

Rumore, rumore, rumore...

¿Qué es un rumor?

Un rumor en fútbol es la posibilidad, normalmente ficticia, de un hipotético fichaje por otro equipo

Un rumor en el amor, es una posible aventura en una noche de locura y desenfreno, y que puede surgir simplemente por ver hablando a un par de personas tomando una copa juntos.

Un rumor en un matrimonio, es una posible separación, por el hecho de ver comprando cada uno por su lado a los dos integrantes del mismo.

Un rumor en ciclismo, es un posible dopping que nunca se confirma.

Un rumor en política, es una posible lista electoral, en la que habitualmente el que entra en las quinielas puede salir, y quien no ha salido nunca acaba entrando.

Un rumor en el trabajo, es preguntarse sin confirmar,  si el compañero/a de turno se ha cambiado de casa porque le han subido hipotéticamente el sueldo.

Un rumor en Telecinco, es cualquier tema que afecte a un pseudo-famosillo... aunque de este circo, del que ir al baño y pasarse 5 minutos implica habérsela cascado, mejor no hablar

Un rumor en el periodismo, es un chivatazo que después se debe de constatar y que en muchas ocasiones no se confirma y se queda en los cajones.

Un rumor en Defensa, es una prevención para poner en cuarentena, y analizar una amenaza que normalmente acaba en nada (gracias a dios)

Un rumor en una guerra, es una mentira para loar a tropas y ciudadanos; para que piensen que van ganando, animar al espíritu nacional del pais y recaudar más fondos para esa misma guerra.

Un rumor en un colegio, es un posible beso entre dos niños.

Ahora bien:

Un rumor en economía, parece que sea un hecho constatado y refutado, por el cual una panda de sinvergüenzas cabrones especuladores intentan lucrarse de un pais (ya parece igual el pais que sea, simplemente con que tenga el suficiente dulce para llevarse a la boca, ya les sobra), llevándolo a la ruina y aprovechándose de sus migajas para componer su propio imperio personal, a costa de las prestaciones y los servicios públicos mínimos exigibles de la gente de la calle. Gente que dicho sea de paso, les importa una mierda.

¿Rumores? ¡¡¡Mierdas de rumores, rumores, rumores...!!!